viernes, 28 de enero de 2011

La PREHISTORIA: Relato finalista (3er puesto)

Una tribu del paleolítico. Ilustración de Adrián Sepúlveda, 1º ESO.

EL PRINCIPIO DEL SEDENTARISMO
Jesús Marín García


Hayak era un chico de doce años. Medía aproximadamente un metro y pesaba sobre treinta y siete kilos. Era un chico especial porque pensaba diferente al resto y era marginado por los otros niños. Él pensaba que en lugar de ser nómadas (ir viviendo de sitio en sitio) podían ser sedentarios (quedarse a vivir en un sitio fijo). Pero al ser un niño, nadie le hacía caso. Él se sentía frustrado ya que sólo para hacerlo, necesitaba criar a los animales (ganadería) y plantar semillas de verduras o frutas (agricultura).

La vide los homínidos nómadas. Ilustración de Adrián Sepúlveda.

Hayak se dirigió a la tienda del sabio de la tribu y le dijo:

-¿Por qué nadie me hace caso, sabio?
-¿Por qué nadie hace caso a los niños? Qué buena pregunta, chico. Pues porque el ser humano de hoy en día no está preparado para las nuevas e innovadoras cosas ya sean como saber que las mujeres son iguales a los hombres o en tu caso no tomar a los niños en cuenta.

-Gracias, sabio. Eso creo (esto último se lo dijo a sí mismo porque el sabio hablaba muy rápido).

Pero qué podía hacer él. Sólo esperar.

Pasaron los años y este chico se convirtió en un hombre hasta llegar a ser el más anciano y sabio de su aldea, “Los Hominidos”. Entonces ya le hacían caso. Él ya inventó grandes instrumentos como la hoz para segar el trigo o el molino para molerlo. También introdujo en la tribu la cerámica y enseñó a las mujeres a tejer.

Los comienzos de la agricultura. Ilustración de Paula Vivas, 1º ESO.

Pero aún pensaba cómo introducir lo que es ahora la agricultura y la ganadería. Lo intentó de todas las maneras, incluso con esquemas. Pero no lo consiguió, hasta que empezó a hacerlo él y los demás lo imitaban y poco a poco todas las tribus lo hicieron y todos se convirtieron en sedentarios.


FIN



¿Te ha gustado este relato? Ya sabes que puedes dejar tus comentarios...

1 comentario:

  1. ¡Me ha encantado! Ameno y muy didáctico... Debería prestársele más atención a los niños, si señor...
    Enhorabuena escritor
    Enhorabuena ilustradores
    Enhorabuena profe

    ResponderEliminar